No escuchar la televisión puede ser el primer paso para detectar la pérdida de la audición

Según un estudio de la compañía especializada en el cuidado de la audición Oi2 El 55% de los españoles considera que no escuchar la televisión es el primer paso para detectar la pérdida auditiva.

Un 36% de los encuestados señala que tener dificultad para seguir una conversación es el principal motivo para detectar que sus oídos están teniendo problemas. Otro motivo indicado por los encuestados para detectar la pérdida auditiva es no oír ciertos sonidos, como el canto de los pájaros (6%).

Este estudio revela también que el 27% de los encuestados piensa que es a partir de los 40 años cuando empieza a disminuir la recepción de sonidos, mientras que el 31% considera que esto ocurre a los 50 años. Hay otro porcentaje notable, un 26%, que piensa que la pérdida auditiva puede ocurrir a cualquier edad.

Además, el 50% de los españoles de edad avanzada confiesa que, a pesar de oír menos, no utilizan audífono, y sólo 3 de cada 10 españoles acuden a revisión cuando notan que no escuchan bien, mientras que un 28% no ha acudido nunca a revisar sus oídos.

Y ello pese a que el estudio de Oi2 también muestra cómo la mitad los españoles está totalmente de acuerdo con que las revisiones frecuentes de oídos, junto a hábitos de vida saludables, evitarían la pérdida de audición una vez llegados a una edad avanzada. Es decir, muchas de las costumbres que tenemos pueden aumentar el riesgo de pérdida de audición, por lo que tomar medidas antes puede ayudar a una futura mejor audición.

En este sentido, dos de las causas que destacan en la pérdida de audición a medida que se avanza en edad son, por un lado, la exposición durante años a ruidos fuertes. Por otro, la presbiacusia, que se trata de una pérdida de audición parcial a medida que se envejece. Se empieza a notar a partir de los 50 años y se agrava a los 60. Esta degradación afecta más a unas personas que a otras y, según indican los expertos, puede ser hereditaria.

A pesar de que el 50% de los encuestados afirma que las personas mayores de su entorno tienen pérdida parcial de audición no se hace nada por solucionarlo. Por todo ello, Oi2 recomienda realizar revisiones periódicas para evitar el envejecimiento de la salud auditiva, y así mejorar la calidad de vida de la población. Además, hoy en día existen diversas soluciones para prevenir o mejorar la pérdida de audición, como los audífonos, los accesorios auditivos o los protectores auditivos. Entre todas estas soluciones, los audífonos son la mejor opción ya que son capaces de adaptarse a las necesidades de todas las personas. Pero, a pesar de ser una gran ayuda, un 68% de la población afirma no usarlos.