El oído humano es un órgano muy sensible que nos permite percibir e interpretar las ondas del sonido en un amplio rango de frecuencias (20 a 20.000 Hz). El oído juega un papel importante en la comunicación y en el equilibrio del cuerpo y esta constituido básicamente de tres partes principales:
Oído externoIncluye el pabellón auricular, el conducto auditivo externo y la membrana timpánica. El oído externo es responsable de captar los sonidos que provienen del medio ambiente y  llevarlos al oído medio.
Oído medioEn esta parte se encuentran los tres huesos más pequeños del cuerpo humano, martillo, yunque y estribo. Estos tres osículos están conectados a la membrana timpánica y el oído interno, transmitiendo las vibraciones.
Oído internoEn el oído interno, el sonido es procesado por la cóclea y la información que afecta al equilibrio es procesada por los canales semicirculares.

Discapacidad auditiva

La pérdida de audición puede implicar desde una reducción hasta la pérdida total de audición. Los síntomas, causas, tipos y grados de pérdida auditiva son variados.

Síntomas de la pérdida de audición

  • Dificultad para oír en las reuniones familiares, conciertos, teatros, lugares de trabajo, etc.
  • Dificultad para escuchar la televisión y / o teléfono.
  • Problemas para entender una conversación en un grupo de personas, etc.

Causas de pérdida auditiva

La pérdida de audición puede ser el resultado de daños:

En el oído externo: Los problemas típicos en esta zona  incluyen la obstrucción del oído externo con cera y las infecciones del canal auditivo. En general, el tratamiento para de estos problemas son sencillos. Pero es importante actuar con rapidez para evitar perjudicar la audición.

En el oído medio: Inflamación, líquido detrás del tímpano, perforación timpánica y la otosclerosis (rigidez de los huesos del oído medio) son los problemas más comunes que interfieren en la función del oído medio. Los problemas en el oído medio son tratados eficazmente con medicamentos o cirugía.

En el oído interno: La mayoría de los problemas de audición están relacionados con esta parte del oído. La causa más común es el envejecimiento natural. Pero el ruido excesivo, ciertos tipos de fracturas  craneales o de medicación también puede afectar negativamente la audición. Estos factores dañan los receptores sensoriales afectando la transmisión de señales al nervio auditivo. En general, la pérdida de audición en el oído interno no puede ser tratada con medicamentos. Sin embargo,  puede ser corregida con un audífono, en la mayoría de los casos.
La pérdida de audición causada por problemas en el oído externo o medio son conocidas como pérdida de audición conductiva. Si el daño está en el oído interno, se conoce como pérdida de audición neurosensorial. Si ambos casos se producen simultáneamente se conoce como hipoacusia mixta.

Tipos de pérdida de audición

Pérdida de audición conductiva: Se da por cualquier interferencia en la transmisión del sonido desde el conducto auditivo externo del oído interno.
Pérdida de audición neurosensorial: Se produce cuando existe una imposibilidad de recepción del sonido por algún daño causado a las células ciliadas o nervio auditivo.

Pérdida de audición mixta: Se produce cuando hay una alteración en la conducción del sonido hasta el órgano sensorial asociado a la lesión.

Pérdida de la capacidad auditiva central: Este tipo de deficiencia auditiva no viene acompañado necesariamente de una reducción de la sensibilidad auditiva, pero se manifiesta por diferentes grados de dificultad de comprensión de la información auditiva.

¿Qué significan los grados de pérdida auditiva?

El grado de pérdida auditiva varía de persona a persona. Entre los dos extremos de oír bien y no escuchar nada hay distintos grados de comprometimiento. Los términos utilizados para describir el grado de pérdida son: leve, moderada, severa y profunda.

Anuncios