Aproximadamente el 50% de la población de entre 12 y 35 años –es decir, 1 100 millones de jóvenes– corre el riesgo de perder audición como consecuencia de una exposición prolongada y excesiva a sonidos fuertes, como la música que escuchan en sus dispositivos de audio personales. Con miras al Día Mundial de la Audición (3 de marzo), la Organización Mundial de la Salud (OMS) y la Unión Internacional de Telecomunicaciones (UIT) han publicado una nueva norma internacional relativa a la fabricación y el uso de este tipo de dispositivos (como los teléfonos inteligentes y los reproductores de música) para que su escucha sea más segura. 

«No es posible que tantos jóvenes sigan perdiendo audición por escuchar música cuando disponemos de los conocimientos tecnológicos necesarios para evitarlo», afirmó el Dr. Tedros Adhanom Ghebreyesus, Director General de la OMS. «Los jóvenes han de entender que, una vez perdida, la audición no puede recuperarse. Esta nueva norma de la OMS y la UIT contribuirá en gran medida a proteger a estos jóvenes consumidores mientras disfrutan de una actividad que les encanta». 

Más del 5% de la población mundial –esto es, 466 millones de personas– presenta pérdidas de audición discapacitantes (432 millones de adultos y 34 millones de niños) que afectan a su calidad de vida. La mayoría vive en países de ingresos bajos y medianos. Se estima que para el año 2050 más de 900 millones de personas –es decir, 1 de cada 10– presentarán esta deficiencia. El costo mundial anual derivado de las pérdidas de audición no tratadas asciende a US$ 750 000 millones. En términos globales, se cree que en la mitad de los casos la pérdida de audición puede prevenirse con medidas de salud pública.

Características de los dispositivos de audio seguros 

La norma de la OMS y la UIT sobre dispositivos y sistemas de audio seguros (Safe listening devices and systems: a WHO-ITU standard) recomienda que los dispositivos de audio personales incorporen: 

  • Función de «tolerancia sonora»: una aplicación informática que controle el nivel y la duración de la exposición del usuario al sonido expresada como porcentaje del nivel de referencia. 
  • Perfil personalizado: un perfil individualizado de escucha, basado en el uso que haga el usuario del dispositivo y que lo informe de si lo emplea de manera segura o no y le proporcione pautas para mejorarlo en función de esa información.
  • Opciones para limitar el volumen: opciones de reducción automática  y de control parental del volumen.   
  • Información general: información y asesoramiento a los usuarios sobre prácticas de escucha seguras, tanto para los dispositivos de audio personales como para otras actividades de ocio. 

La norma se elaboró en el marco de la iniciativa de «Audición responsable y segura» de la OMS, que tiene por objeto mejorar las prácticas de audición, especialmente entre los jóvenes, tanto al exponerse a la música y a otros sonidos en entornos de ocio ruidosos, como al escuchar música en sus dispositivos de audio personales. La norma de la OMS y la UIT fue elaborada por expertos de ambas instituciones a lo largo de un proceso de dos años sobre la base de los datos más recientes y consultas con múltiples interesados, como expertos de gobiernos y de la industria, consumidores y la sociedad civil. 

La OMS recomienda a gobiernos y fabricantes que adopten la norma de cumplimiento voluntario de la OMS y la UIT. La sociedad civil, y en particular las asociaciones profesionales y quienes promueven la atención audiológica, tienen también una función que desempeñar defendiendo la norma y concienciando a la población sobre la importancia de las prácticas de escucha seguras, a fin de que los consumidores demanden productos que los protejan de la pérdida de audición. En la guía práctica de la OMS y la UIT para la aplicación de la norma mundial sobre dispositivos de audio seguros (WHO-ITU toolkit for implementation of the global standard for safe listening devices), se ofrecen pautas para lograrlo.

Fuente: https://www.who.int/es/news-room/detail/12-02-2019-new-who-itu-standard-aims-to-prevent-hearing-loss-among-1.1-billion-young-people

Anuncios