La salud ocupacional tiene áreas de oportunidad en empresas mexicanas

En México el 85 % de las empresas son tóxicas, esto es, con entornos de trabajo que promueven la ocurrencia de diferentes factores de riesgo ocupacional: cargas de trabajo mal distribuidas, estilos de liderazgo negativo, violencia laboral entre los pares o del líder hacia su equipo de trabajo, jornadas poco sanas, mala ergonomía y estrés laboral, explica Erika Villavicencio Ayub, de la Facultad de Psicología (FP) de la UNAM.

De acuerdo con estudios que realizó en el laboratorio de Salud Ocupacional en organizaciones mexicanas, resalta que en los últimos veinte años se han normalizado las malas condiciones de trabajo y el impacto en la salud es, en muchos casos, irreversible. En ese contexto, la coordinadora e investigadora de psicología organizacional de la FP,  refiere que el panorama mundial está orientado a atender el tema de salud ocupacional en las organizaciones.

“México tiene índices de estrés laboral importantes, según la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos México ocupa el primer lugar en estrés laboral, seguido de Japón y Estados Unidos. Es de los países que más horas trabaja, con menos índices de productividad y pocos días de vacaciones”.

La fórmula laboral no es la más adecuada y lleva a tener condiciones de trabajo tóxicas que no llevan sólo al estrés laboral, sino afectaciones como violencia laboral, adicción al trabajo, etc.